¿Qué es una línea de crédito? ¿Qué tiene que ver con una Barclaycard?

01 SEP 2016 09:09 AM


¿Qué es una línea de crédito? ¿Qué tiene que ver con una Barclaycard?

¿Una línea de crédito? ¿Una tarjeta? ¿Ambas están conectadas?
En realidad sí. Te explicamos que son cada una por separado y cómo funcionan juntas.

¿Qué es una línea de Crédito??
Una línea de crédito es una forma de crédito otorgado a una persona (también las hay a favor de empresas) por la cual se le concede una cierta cantidad de dinero. Por ella el cliente realizará un pago fijo (normalmente una comisión o cuota mensual o anual) y además pagarán un tipo de interés definido sólo sobre la cantidad dispuesta (es decir una cuota anual sólo por tener la línea abierta + un tipo de interés aplicable sólo al dispuesto). A medida que ese dinero es reintegrado a la línea de crédito, esta vuelve a su límite original, vamos, que el cliente puede volver a disponer de él. Con este servicio se disfruta de una financiación ágil y rápida porque la línea de crédito, a diferencia de un préstamo personal, es un vehículo financiero vivo, que se aprueba en un momento dado sin que haya necesidad de ir justificando (o solicitando) autorizaciones al banco cada vez que se quiera hacer uso de ella.

¿Diferencias entre una línea de crédito y un préstamo?
Aunque pudieran parecer lo mismo, en realidad no lo son:
  • Un préstamo es dinero que el Banco te da a un plazo exacto, con un tipo de interés concreto y de una cantidad determinada. Con una línea de crédito el Banco te da un importe sin plazo, les pagarás por la cantidad dispuesta y podrás (dentro de la línea concedida) usar la cantidad que decidas o necesites. Por eso un préstamo es generalmente usado para importes altos, mientras que la línea de crédito es más interesante para importes más bajos pero con una necesidad más frecuente de crédito.
  • Un prestamos “muere” al abonarse todas las cantidades en los plazos pactados. Una línea de crédito se podrá cancelar por decisión del banco o tuya, aumentar o reducir su importe, etc… pero es un producto financiero vivo.

¿Y qué tiene que ver eso con mi Barclaycard?
Una Barclaycard, al igual que el resto de tarjetas de crédito de pago aplazado, son en realidad una línea de crédito, pero en formato de medio de pago. Cuando aprobamos tu solicitud de tarjeta se te autorizó una línea asociada a ella.
  • Esa línea de crédito es el importe máximo que podrás usar para realizar tus pagos y disposiciones de efectivo con tu Barclaycard.
  • Podrás abonar las cantidades dispuestas de ella en su totalidad hasta en 59 días sin intereses (0%TAE, 0% TIN) o abonando desde el 1% del principal pendiente de pago más los intereses y comisiones del periodo con un mínimo de 7,5 € (23,90%TIN/26,70%TAE ). TAE calculada para un importe dispuesto de 1.500€ a pagar en 12 cuotas mensuales de 141,77€. Importe total adeudado 1.701,20€. 26,70% TAE, 23,90% TIN.
  • Pagarás por las cantidades dispuestas + una cantidad fija anual (en este caso la cuota anual).
  • A medida que vayas abonado el saldo dispuesto, la línea volverás a su límite inicial pudiendo disponer de esas cantidades de nuevo.
  • Y es una línea “viva” en el sentido que no tiene fin (a no ser que tú quieras cancelar tu tarjeta o nosotros lo consideremos por algún motivo).

¿A que ahora tu Barclaycard sí se parece más a una línea de crédito? Con ella te beneficias de todas las ventajas de las líneas de crédito y además de todas las de las tarjetas de crédito.